Gestión natural del agua
Paradigma del agua

El nuevo paradigma del agua es una visión sobre el manejo hídrico, una mirada sobre la administración de las aguas de carácter territorial, basada en la existencia de los ciclos cortos, múltiples y locales que se suman al gran ciclo mar-valle tan conocido por todo el mundo. Este paradigma del agua se fundamenta en el principio de que el agua es el principal componente regulador del clima y que su equilibrio y su manejo, en los distintos territorios, es necesario y fundamental para un clima estable y una economía social saludable.

Esta propuesta relativamente nueva, rescata los estudios pioneros y fascinantes del científico y naturalista austriaco Viktor Schauberger (1885-1958), quien describió cómo el ciclo del agua se encontraba roto debido al uso humano indiscriminado, desinformado y sin respeto de las leyes naturales, y de cómo la regeneración de este ciclo es clave para (la regeneración de) nuestro clima.
Sus trabajos en torno a los secretos del agua, las energías vivas, y los efectos que estos elementos tendrían en la sociedad industrial, de ser aplicados, son inspiración sin fin y luz en los caminos que transita nuestra organización, posibilitando los procesos de sanación ecológica y social que perseguimos. 

Viktor Schauberger.png

La desertificación: Gestión incorrecta del agua

 

La humanidad tiene el conocimiento de cómo transformar los desiertos y semi-desiertos en paisajes atravesados por arroyos originados por manantiales de agua fresca para vivir. La desertificación no es, en la mayoría de los casos, un fenómeno natural, sino el resultado de un incorrecto manejo del agua a una escala global.  

Hoy los arroyos se llenan sólo durante la época de lluvias y después se secan nuevamente: el sistema está completamente fuera de equilibrio. Podemos encontrar esta situación en todo el mundo, en todas las zonas climáticas: inundaciones, erosión y derrumbes de tierra (deslizamientos) se repiten a lo largo y ancho del mundo, con consecuencias catastróficas para humanos, animales y para la misma naturaleza.

El pequeño ciclo del agua 

Ante esta situación surgen  las preguntas obvias, ¿Cómo podemos cambiar esta situación de manera local y global? ¿Qué significa el cambio en el sistema de administración del agua y cómo podemos iniciarlo? 

Para encontrar las respuestas podemos observar lo que ocurre en el ciclo pequeño (o “medio”) del agua, descrito por Viktor Schauberger: El agua se evapora, se forman nubes y precipita, cae la lluvia sobre la tierra, la cual ya no puede absorber el agua porque los bosques han sido cortados, la vegetación se ha debilitado por el pastoreo excesivo y la capa arable ha perdido su riqueza y fertilidad. La tierra ahora desprotegida se calienta y, como tiene una temperatura mayor que la del agua de lluvia, no puede absorberla, se cierra y se endurece y el agua corre hacia arroyos largos que fluyen rápidamente. Donde todavía hay una capa arable o tierra fértil suelta, ésta se pierde, y entonces llegamos al problema fatal de la erosión. En el ciclo de agua pequeño tenemos ríos que ya no fluyen con agua limpia de manantial sino con agua de río lodosa y contaminada, no hay lugares donde el agua tenga el tiempo de reagruparse, descansar, madurar y enriquecerse con minerales e información.

Caída del nivel freático

​El nivel freático está bajando en todo el mundo y de manera dramática, la fuente global de agua para beber está disminuyendo. Aquí nos enfrentamos a una actualidad que directamente está llevándonos a escenarios críticos si no logramos detener este proceso. Debido a la caída del nivel freático, ya no se puede ejercer presión sobre la tierra, el agua marina se infiltra dentro de la tierra y el agua dulce de la tierra y de capas más profundas se convierte en agua salada. El ecosistema se colapsa, una situación casi irreversible. En muchas áreas costeras este proceso ya está sucediendo.

¿Qué tiempos nos esperan para la humanidad si no hay agua potable? Aquí no podemos darnos la vuelta y permitir que suceda algo que puede prevenirse.

Captura de Pantalla 2020-10-19 a la(s) 1

El ciclo largo del agua 

En la imagen del ciclo largo (o “completo”) del agua la lluvia que cae sobre la tierra es absorbida por la capa de humus como si fuera una esponja, esta capa de suelo con humus, que estaba sombreada y enraizada por plantas, absorbía el agua de la lluvia y por lo tanto el agua tenía tiempo de penetrar en las capas más profundas de la tierra y reabastecer el cuerpo de tierra, de esta manera el cuerpo de tierra saturado actuaba como un órgano de almacenamiento, ahí, bajo la tierra, el agua descansa en diferentes profundidades, algunas veces durante largos periodos de tiempo.

Todavía sabemos poco sobre lo que realmente sucede con el agua ahí abajo en la oscuridad, siendo esto como la parte ‘femenina’ o ‘alma’ del ciclo del agua, lo que podemos decir es que el agua madura ahí al mineralizarse, esta habilidad de tomar y almacenar información es una de las cualidades más esenciales y misteriosas del agua.

En diferentes profundidades en la tierra saturada, el agua se enfría de manera diferente, donde está más fría sube de nuevo a la superficie como agua de manantial madura. El agua de manantial tiene un gran poder sanador para la tierra y todas sus criaturas, ríos y arroyos que acarrean esta agua de manantial.  El agua se va revitalizando conforme avanza su curso, en los bancos de tales ríos y arroyos, se desarrollan hábitats diversos donde la vida surge.

El agua en el ciclo de agua largo fluye continuamente y de manera estable, la tierra actúa como amortiguador, pues puede absorber una gran cantidad de agua de una sola vez pero la va liberando lentamente, de esta manera se previenen las inundaciones y al mismo tiempo los ríos llevan agua todo el año, se logra el equilibrio entre los meses de lluvia de invierno y el seco verano, esto se aplica en principio a todas las zonas climáticas.

Un ciclo de agua largo en el que el cuerpo de tierra nuevamente lleva a cabo su función completa, crea estabilidad y equilibrio en todas partes.

FlugbilderKrameterhof.jpg

La retención de agua es salud para la naturaleza

Hoy, este cuerpo de tierra, el humus de la capa arable ha desaparecido de una gran parte de la superficie de la Tierra. El proceso de erosión, ha progresado tan rápida y extensivamente que podemos hablar de un desastre global. Es por esto que no podemos retrasarnos desarrollando ecosistemas que sólo crean una delgada capa de humus después de 30, 40 o incluso más años, necesitamos este efecto de esponja equilibrante mucho antes para poder completar el ciclo del agua nuevamente. Por esto es que debemos encontrar una manera en que el agua pueda absorberse por la tierra a pesar la falta de la capa de tierra arable, motivo por el cual se desarrolló la idea de Paisajes de Retención de Agua,  sistemas para la restauración del ciclo del agua completo que retienen el agua en áreas donde hay lluvia.

 

Un Paisaje de Retención de Agua consiste en una serie de espacios de retención interconectados, desde aquellos del tamaño de un estanque hasta del tamaño de un lago, en los que el agua de la lluvia es acumulada dentro de una presa construida de material natural. Estos espacios de retención se sellan con una capa de arcilla  compactada para que el agua pueda, de manera lenta pero constante, penetrar en el cuerpo de tierra.

Los Paisajes de Retención de Agua son el impulso urgente de sanación requerido por la Tierra y todas sus criaturas. Deben también surgir en cada lugar donde las personas tengan la valentía y la fortaleza, claramente también el conocimiento, necesario para crearlos.

 

Un Paisaje de Retención de Agua es sostenible únicamente si la vida individual y social es incluida nuevamente en la naturaleza y en los órdenes superiores de la creación. 

El primer paso en el cambio de pensamiento comienza con una nueva percepción del agua misma, pasando a considerarla como un ser vivo. Un paisaje de retención de agua debe ser comprendido no sólo de manera técnica sino que también de una manera que permita proporcionar un entendimiento sobre el ser del agua, sobre su naturaleza viva, a un nuevo tipo de ingenieros. Los espacios de retención de agua deben ser moldeados de una manera en la que el agua no se estanque, sino que por el contrario pueda ser capaz de moverse de acuerdo a su ser.

"La implementación del Nuevo Paradigma del Agua tiene tres consecuencias interrelacionadas:
Restauración Regenerativa de Ecosistemas
Restauración Climática
Regeneración Social"

Global Ecology Institute